Mujer y Diosa

“No hay palabras para explicar el encanto de la intuición escondida dentro del útero de una mujer que brota de cada poro de su piel, cada mirada de sus ojos, cada palabra de sus labios.
No hay palabras para explicar el poder sagrado que surge de la “vulnerabilidad” del corazón de una mujer cuando se sienta en su “trono” aceptando incluso la parte más oscura de su ser.
¡No hay palabras para describir la belleza, oculta en el sentido de la naturaleza de una mujer basada en un ciclo de 28 días únicos e irrepetibles! “